Consejos de mantenimiento de Speed Queen®

Cómo conservar sus máquinas

Un mantenimiento adecuado es esencial para prolongar la vida de su equipo. Seleccione su producto para ver los consejos básicos de mantenimiento.

  • Lavadoras extractoras
  • Lavadoras de carga frontal y superior
  • Secadoras compactas simples y apiladas
  • Lavadoras/secadoras apiladas
  • Calandras

Lavadoras extractoras de anclaje rígido o flexible

  • Compruebe todos los días el correcto bloqueo de la puerta para garantizar un funcionamiento adecuado.
  • Revise diariamente las conexiones de manguera de la válvula de entrada de agua en la parte trasera de la máquina para ver si hay filtraciones.
  • Deje abierta la puerta de carga al final de cada día para permitir que se evapore la humedad.
  • Deje abierta la tapa o puerta de carga de la lavadora y permita que el tambor de lavado se seque después de su uso.
  • Revise las pantallas de filtro una vez por año, límpielas y reemplácelas si fuera necesario.
  • Revise todas las mangueras una vez al mes para ver si hay signos visibles de deterioro, tales como grietas, poros o desgaste del material. Reemplace de inmediato las mangueras si muestran algunos de estos signos, o cada cinco años como parte de su programa de mantenimiento habitual.

Secadoras

  • Llame a un representante autorizado del servicio técnico para que limpie minuciosamente la secadora todos los años.
  • Limpie a diario las pelusas del compartimiento y pantalla para pelusas para que haya un flujo de aire adecuado y para evitar el sobrecalentamiento.
  • Revise a diario el cilindro para ver si hay objetos extraños y evitar dañar la ropa y el equipo.
  • Elimine todos los meses la pelusa y los residuos del conducto de escape para que haya un flujo de aire adecuado y para evitar el sobrecalentamiento.

Secadoras simples

  • Llame a un representante autorizado del servicio técnico para que limpie minuciosamente la secadora todos los años.
  • Limpie el filtro de pelusa antes de secar cada carga. *El filtro de pelusa puede lavarse si es necesario.
  • Quite el filtro de pelusa una vez al año para vaciar el conducto que se encuentra por debajo de este.
  • Revise el conducto de escape para ver si hay más pelusas después de un año de servicio y limpie si fuera necesario.
  • Revise con frecuencia la cubierta protectora exterior para asegurarse de que los reguladores de caudal se muevan libremente y no estén aplastados u obstruidos.
  • Deje abierta la puerta de carga durante un período prolongado en que no se utilizará para permitir que se seque el tambor de lavado.
  • Revise las pantallas de filtro una vez por año, límpielas y reemplácelas si fuera necesario.
  • Revise todas las mangueras una vez al mes para ver si hay signos visibles de deterioro, tales como grietas, poros o desgaste del material. Si las mangueras muestran estos signos, reemplácelas de inmediato.
  • Limpie el filtro de pelusa antes de secar cada carga. *El filtro de pelusa puede lavarse si es necesario.
  • Quite el filtro de pelusa una vez al año para vaciar el conducto que se encuentra por debajo de este.
  • Revise el conducto de escape para ver si hay más pelusas después de un año de servicio y limpie si fuera necesario.
  • Revise con frecuencia la cubierta protectora exterior para asegurarse de que los reguladores de caudal se muevan libremente y no estén aplastados u obstruidos.
  • Revise diariamente el área entre el soporte del termostato y el cilindro, y limpie si hay residuos.
  • Revise diariamente el soporte del termostato y asegúrese de que esté tocando el cilindro.
  • Cada 200 horas de funcionamiento, con las manos limpias, elimine con cuidado cualquier residuo de los raspadores que guía la ropa desde el cilindro de planchado a la bandeja de salida.

¿Necesita más ayuda?

Contáctenos